El Centro de Interpretación, ubicado en cuatro salas, ocupa el espacio que hay junto al patio manchego y al patio de la Fuente.

 

 Las tres primeras están dedicadas al Azafrán, a la Caza y a Los molinos del río Lezuza; mientras que la última, en la zona de ampliación, junto al otro patio, acoge todo lo relacionado con los primeros pobladores de este lugar del sur del municipio.

 

.